19 sept. 2013

“Somos el verdadero centro de Chile”

Entrevista a diario la discusión

Ricardo Israel y su candidatura transversal: “Somos el verdadero centro de Chile”

  Angelino de nacimiento y crianza, el abogado, académico y comentarista internacional, propone un “Estado Regionalista”.  También analizó el conflicto en Siria: “Se logró un buen acuerdo”, dijo.

Nacido y criado en Los Ángeles, el abogado; analista internacional y hoy candidato presidencial del Partido Regionalista de los Independientes (PRI),  Ricardo Israel Zipper, veraneó un par de veces en Chillán, durante su juventud.
“Venir es un viaje hacia el recuerdo. Partí mi gira en La Serena, y hoy (ayer) estaré en Chillán y Los Ángeles, dando a conocer nuestra propuesta”, señaló uno de los últimos en sumarse al numeroso grupo que componen los nueve aspirantes a La Moneda.
Independiente y convencido que los acuerdos son la base para construir el Chile del futuro, Israel no esconde que su padre era muy amigo del ex Presidente, Salvador Allende, quien incluso, se alojó varias veces en su casa de la Provincia del Bío Bío.
“Yo no tengo problemas ahora para apoyar a un PS al Senado y a un UDI a la Cámara Baja. El PRI es un partido de centro, que supera en votación al Partido Radical y al Partido Comunista, por lo que llamamos a nuestro electorado a apoyar con fuerza, energía y convicción a aquellas opciones que van a colaborar con la renovación de rostros tan necesaria en estos tiempos”, sostuvo el abanderado, refiriéndose al respaldo que le dio al candidato a diputado por e distrito 41, Rodrigo Sandoval (UDI), con quien compartió ayer la conferencia de prensa en un céntrico café de Chillán. Junto a ellos, también estaban el presidente nacional del PRI, Humberto de la Maza, y el candidato a consejero regional por Ñuble, Francisco Fuenzalida.

Regionalizar tributos
Israel destacó la visión regionalista que caracteriza a su colectividad. Es más, resaltó el hecho que sus máximos dirigentes ni siquiera vivan en Santiago.
“Queremos lograr un Estado Regionalista, a diferencia de las otras candidaturas, que insisten en el modelo centralista. Creemos que los gobiernos locales deben tener mayores atribuciones, y también somos partidarios de la creación de nuevas regiones, como Ñuble”, sostuvo el candidato, quien se reunió con el comité local que busca dicho objetivo. Además, se mostró  proclive a regionalizar, además, los tributos.
“Que las faenas paguen en el lugar donde están, especialmente las eléctricas, para que se acabe con esta vergüenza de la Ley de Rentas Municipales, por medio de la cual los grandes conglomerados; las cadenas de farmacias, y otros, pagan entre $2 mil y $6 mil, mientras que el quiosco de la esquina paga $50 mil en impuestos. Esto significa un Chile nuevo y distinto”, afirmó.

Visión sobre siria

Ricardo Israel ha sido un destacado abogado; integrante de la Corte de Apelaciones de San Miguel, del Tribunal Constitucional y seleccionado en la terna para ocupar el cargo de fiscal nacional. También ha ejercido por décadas la docencia, tanto en su alma mater, la Universidad de Chile, como en otras casas de estudios. Sin embargo, su faceta más conocida es la de analista internacional, la que le abrió las puertas de la TV y la radio.

- Siria es el nuevo foco de la atención mundial. ¿Cómo cree que se ha manejado el conflicto?
- Creo que se logró un buen acuerdo, el bombardeo hubiera regionalizado el problema. Siria tiene uno de los arsenales químicos más grandes del mundo, el cual forjó en respuesta al poderío nuclear que se le atribuye a Israel. El problema que se suscitará  ahora es cómo asegurar que, sin el despliegue de tropas, Siria destruya sus armas, para lo cual se necesita al menos un año. Es bueno lo que ha ocurrido, porque éste no es un conflicto entre buenos y malos, sino entre “guatamala y guatapeor”. Es uno de los conflictos más graves del mundo, en el que tenemos, por un lado, a un gobierno dictatorial, apoyado por los cristianos, que son alrededor del 12% de la población en Siria; y los opositores, que son de Al Qaeda, terroristas, yihadistas, que lo único que quieren es islamizar a Siria. No son unos mejores que otros, es un asunto muy complejo, por lo tanto, no debería hacerse nada sin el visto bueno de la comunidad internacional. Un bombardeo, al igual que las guerras civiles del Líbano, no soluciona nada. Sólo habría agregado un actor militar a un conflicto que por sí mismo, ya ha cobrado muchas vidas.