19 sept. 2013

Las razones de una candidatura



Las razones de una candidatura


Más allá del inmenso honor hacia un académico, para mi son al menos cuatro las razones fundamentales para mi postulación.
1.- Primero,  un cambio de tipo histórico: un estado regionalizado para Chile, ya que nuestra patria ha tenido muchos tipos de sistemas políticos y económicos, pero nunca ha sido un país descentralizado, característica que antecede a la independencia ya que proviene del imperio español.
Para nosotros, la regionalización no es un tema más, sino el motivo de nuestra propuesta. Un Estado regionalizado significa en primer lugar, una Asamblea Legislativa de rango constitucional que a nivel regional decida temas como salud y educación, y donde su máxima autoridad electa represente un equivalente a nivel local al Presidente de la República. En segundo lugar, la transformación de las municipalidades desde meras administraciones sin atribuciones ni recursos suficientes, en verdaderos gobiernos locales. En tercer lugar,  frecuentes plebiscitos regionales y locales. En cuarto lugar, la regionalización de los tributos para una reforma tributaria de gran envergadura que  no se preocupe de uno o dos puntos más o menos, sino de temas tan profundos como que las empresas paguen tributos en el lugar donde tienen sus faenas productivas y no en Santiago (además del traslado de los ejecutivos de las empresas públicas), para evitar la continuación de injusticias tales como grandes papeleras que cancelan no más de $20.000.- en impuestos municipales. En quinto lugar, una nueva forma de mirar el país, donde antes de poder presentar un gran proyecto al Estado y a los financistas, las  empresas deberán obtener ANTES el visto bueno de la comunidad donde se sitúen. Por último, la redefinición del número de municipalidades y regiones para que sean equivalentes en tamaños y recursos, lo cual puede significar aumentar o disminuir su número, dependiendo del criterio de igualdad. También incluye un sistema de compensaciones entre regiones para que aquellas que solo reciben beneficios (ej. electricidad) retribuyan a aquellas que reciben las externalidades negativas (medio ambiente).

Un cambio de esta magnitud tiene otros efectos positivos. Al menos dos.
El que rejuvenece nuestra democracia, lo que no se logra con una o dos caras nuevas en la Cámara de Diputados, que como se ha visto, pasan a hacer lo mismo que los otros, ya que esas son las reglas del juego, sino que una Asamblea Legislativa Regional y Municipalidades con poder y recursos traen consigo el ingreso de cientos de personas a la vida pública a través del país, con el agregado que ello conlleva responsabilidad, ya que esos gobiernos locales también pueden quebrar si no se manejan adecuadamente. Se agrega a lo anterior, un segundo motivo para alegrarse: una mejor estructura para la dignidad y poder de los pueblos originarios, toda vez que no solo Chile es diverso (los problemas de la segunda región no son los mismo que de la novena), sino también lo son las etnias entre sí, ya que ello ocurre en lo cultural entre mapuches, rapanuis y quechuas. Así, además de representación nacional, a nivel de asambleas regionales, sus números van a permitir que donde viven su forma de vida  adquiera la prominencia, igualdad  y dignidad de la que han sido privados.
En otras palabras, el estado centralista que fracasó totalmente para el terremoto del 27F  y que le prestó muchos servicios al país en el  pasado, hoy es un anacronismo histórico, toda vez que el denominador común de todos los países prósperos y desarrollados, es el nivel de autonomía que se goza a su interior, independientemente de su sistema político o de sus rasgos culturales.
Chile, por cierto no pasaría a ser un país federal para lo cual no existe tradición alguna y continuaría siendo unitario, pero en condiciones de igualdad entre sus diversas regiones y despojado de un centralismo que ahoga, lo que permitiría por ejemplo encontrar una mejor solución a los fracasos de la municipalización en salud y educación a través de corporaciones regionales de derecho público en vez de regresar a aquellas peores épocas donde desde el Ministerio respectivo en Santiago se decidía la designación de un(a) profesor(a) en Chiloé por ejemplo , o si a la distancia,  una escuela debería ser reparada.

Como este cambio de es enorme envergadura, se necesita un gran apoyo, lo que nos lleva  a otra gran razón para esta candidatura.

2.- Proponemos  un pacto por Chile que reemplace al que se hizo a fines de la década del 80 para llevarnos a la democracia y que todavía sobrevive en la Alianza y en la Concertación + Comunistas, como herederos del SI y del No de hace tantos años, cuando los chilenos y el mundo han cambiado.
Nuestra propuesta tiene como eje no los temas de hace décadas, sino los sociales de hoy, es decir, invitamos a un gran acuerdo  en temas tales como salud, educación, energía, desigualdad y jubilaciones. Si hablamos de salud es porqué a pesar de una sentencia del Tribunal Constitucional y de Cortes colapsadas por miles de recursos, las Isapres siguen funcionando igual por falta de una ley al respecto. En Educación, se está marchando desde los pingüinos y esencialmente poco ha cambiado y todavía no existen nuevas reglas de juego. En Energía carecemos de una política nacional; y la desigualdad campea en todo el país sin que se hayan hecho los avances necesarios contra nuestro principal pecado social  como lo es el clasismo. Por último, el tema de las jubilaciones es de enorme gravedad, ya que hoy los chilenos viven alrededor de 15 años más que hace algunas décadas, por lo que de no haber un gran acuerdo, simplemente no van a disponer de recursos en los últimos años de su vida.

Un Pacto por Chile es además necesario por razones prácticas, toda vez que es evidente que la etapa alcista del precio de las materias primas está llegando a un momento muy difícil por lo que está pasando en la economía china, y con probables consecuencias muy negativas para nuestro cobre, con lo que simplemente pueden no existir los recursos para las promesas hechas. A lo anterior hay que agregar lo que nos muestra nuestra historia: que los únicos cambios duraderos han sido consecuencias de grandes consensos y no de una multitud ruidosa. Es el caso del cambio social más exitoso, el de las clases medias que lograron los radicales y donde el lema de “Gobernar es Educar” de Pedro Aguirre Cerda, sigue siendo tan vigente entonces como ahora, proceso del cual me considero un hijo al haber nacido en hospital público y haberme educado en Liceo de provincia (Liceo de Hombres de Los Ángeles). Es también el caso del acuerdo unánime del Congreso chileno para nacionalizar el cobre en una época de extrema polarización en 1971.
3.-Esto nos lleva a una tercera gran propuesta. El reemplazo del estado subsidiario por un Estado PROTECTOR y solidario en dos sectores: por un lado, infancia y adolescencia, donde no cumplimos con los compromisos internacionales del país, y la tercera edad por el otro. Dos sectores, que deben ser protegidos como consecuencia de un cambio demográfico de gran impacto y que no se recupera en al menos una generación, donde nacen cada vez menos niños y la gente vive más años, y donde el rol del Estado no puede ser reemplazado por la caridad. Para este objetivo, nuestro instrumento es la creación de  un poderoso  Ministerio de la Familia, de todos sus tipos y variedades (en mi caso, conviven en el mismo grupo distintos tipos: yo tengo un matrimonio de 32 años con la misma y única mujer, mi hijo es padre soltero, mi hija vive en el extranjero con sus mellizos, y tengo hermanos con sus respectivos divorcios y anulaciones). Todas son familias que además de otras diferentes, deben ser reconocidas por el Estado, que debe ser neutral en estas materias, ya que la familia, cualquiera sea su forma, siempre va a ayudar mejor que nadie en temas tales como la educación, drogas o delincuencia.
El nuevo  Estado debe ser también uno ESTRATÉGICO, no solo en sus relaciones internacionales, sino también en generar la imprescindible conectividad del país (sin cálculos mezquinos de costos), asegurarle a cada chileno educación y salud del mismo nivel independientemente de donde viva o la billetera de sus padres, y una actitud muy firme en el tema de la delincuencia, la represión del vandalismo, la sensación generalizada de impunidad, en resumen, el cansancio de tanto chileno pacífico frente a esta situación que tanto perjudica a nuestra democracia.

4.- El cuarto motivo tiene que ver con nuestra ubicación política donde asumimos con orgullo y sin complejos nuestra característica de ser una postulación de centro (sin apellidos), hoy subrepresentado, y pro-clase media, sector social muy castigado, ya que en otros países paga impuestos, pero después lo que queda es para su bolsillo, mientras que en Chile, después de pagarle al fisco, debe desembolsar dinero para salud, educación, seguridad y un largo etcétera, lo que es abiertamente injusto. Queremos representar a esa inmensa mayoría de chilenos que cumplen la ley y que la respetan, y que desean que se la aplique a los privilegiados y a los violentos.  Chilenos trabajadores y honestos, que quieren progresar junto con sus familias, sin tirar el mantel, pero al mismo tiempo, cansados de abusos y que no se les respete en su dignidad.

Esto es lo fundamental detrás de nuestra candidatura, es decir, ideas que no están en otras candidaturas, no al menos en la misma forma y que justifican nuestra presencia, más allá que el PRI haya sido exitoso en lo electoral, habiendo obtenido más votos que el Partido Comunista, el Radical, o el PRO de MEO.  Se va a competir solos, sin pactos y consecuentes con el ideario regionalista se les va a conceder más importancia a los candidatos a Consejeros Regionales (CORES) por sobre los parlamentarios, lo que permitirá probar nuestra verdadera fortaleza, además de mostrarle en la práctica a los chilenos cuan distinta es la situación cuando el sistema electoral es democrático a cuando no lo es, toda vez que se eligen diputados en 60 distritos con el binominal ( es decir, el conocido uno y uno, a pesar que el PRI ha logrado derrotarlo con éxitos electorales), mientras que los CORES son electos en 64 distritos ( es decir, muy parecido), pero con un sistema electoral distinto de carácter proporcional , lo que permitirá por ejemplo elegir representantes, esperamos en  todas las regiones.

Por sobre todo, tenemos ideas diferentes a otro(a)s , propuestas de fondo, y solo pedimos un favor , sobre todo a los medios de comunicación : que no se sigan concentrando en solo tres nombres, sino que nos den la oportunidad de mostrar estas ideas, para que el voto sea informado.

Por nuestra parte, nos comprometemos a responder a todas las preguntas, para que el voto sea informado, pero no será libre mientras los chilenos no tengan la oportunidad de conocer todas las alternativas.


http://blog.latercera.com/blog/risrael/entry/las_razones_de_una_candidatura