22 sept. 2013

UN NUEVO PACTO SOCIAL PARA UN CHILE MÁS JUSTO




Muchos de los problemas de Chile se derivan del fin de un ciclo iniciado junto con el retorno a la democracia. Se consiguieron avances,  pero hay  injusticias y desigualdades que deben ser eliminadas. En otras palabras, el objetivo de este Pacto es la corrección profunda del modelo que nos ha regido desde hace tanto tiempo, y que no refleja al Chile actual y los  cambios de todo tipo que ha sufrido el país y los chilenos.
Como la política ha sido particularmente lenta para adaptarse a estos cambios y a la necesidad de reformas profundas, el PRI debe proponer  a Chile lo siguiente:
1)    CARACTERÍSTICAS.
Los valores que deber regir este objetivo moral pasan por recuperar el rol de la política en el logro de acuerdos mayoritarios para grandes temas como lo son la educación, la energía, la salud, jubilaciones dignas.
Lo primero es la necesidad de tener a la ÉTICA guiando la vida pública y privada, y como base de este nuevo pacto social.
Principios básicos de esta propuesta al igual que de toda la actividad política a nivel local, regional y nacional son dos postulados: reconocimiento de la DIGNIDAD   a ser respetada a todo evento de los chilenos representados, y DECENCIA  en la actividad de los representantes electos.
Chile necesita una DEMOCRACIA DE CALIDAD, donde a diferencia de años anteriores, hoy no basta con que las instituciones funcionen, sino que deben hacerlo bien y prestigiar la función pública, por lo que las decisiones de autoridad deben beneficiar y no perjudicar a los más débiles.
Chile necesita UNA NUEVA ESTRUCTURA DEL ESTADO, que descentralice efectivamente al país, le conceda poder real a las autoridades regionales, distribuya equitativamente los impuestos y le permita a las municipalidades transformarse desde meras administraciones en verdaderos gobiernos locales. .
En lo relativo al cambio social,  el nuevo pacto debe tener como base a la MERITOCRACIA, es decir, que los méritos individuales y los logros personales tengan prioridad por sobre el apellido, el aspecto físico, las relaciones de amistad o los lazos partidarios y religiosos.
En su funcionamiento, Chile debe adquirir una VISIÓN ESTRATÉGICA de la cual hoy carece, para así darle una visión de tiempo a nuestras relaciones internacionales, sobre todo con quienes compartimos fronteras; la debida consideración a los territorios más alejados de la capital, y a cambios de gran importancia que ya tuvieron lugar como el demográfico, ya que se produjo un cambio de enorme magnitud que ya lo sufrieron países más desarrollados, y donde ya sabemos que la población apenas se reproduce, y que ya se dio el fenómeno del envejecimiento, con grandes consecuencias que incluyen políticas públicas que van desde la previsión hasta la educación y salud. 
En reemplazo del cuestionado Estado Subsidiario  se propone un ESTADO PROTECTOR, especialmente de la infancia y la tercera edad, que postule la derrota de la pobreza como objetivo ético, que nivele la cancha para que todos los chilenos tengan igualdad de oportunidades, y que ser preocupe de la familia, de todos los diferentes tipos de familia, aceptando que el Estado no debe ni puede tener un solo tipo como favorito, ya que la familia, como la más exitosa y duradera creación social, es base fundamental, sin la cual no se puede avanzar bien en educación o en el combate a males tales como la droga o la delincuencia.
Como partido de centro, el PRI postula sin complejos la necesidad de establecer políticas públicas para los grandes olvidados, como lo son las CLASES MEDIAS, las que necesitan más que ayuda que se las deje de castigar, ya que se da una tremenda injusticia en el hecho de que después de cancelar sus impuestos no reciben nada a cambio, toda vez que además deben pagar de su bolsillo por salud, educación y seguridad.
El avance hacia una mayor tolerancia es insuficiente, toda vez que el principio que se debe postular es el de la DIVERSIDAD, es decir, no basta con respetar el espacio del otro, sino postular que un Chile diverso en color de piel, religión, ideas, origen social y étnico, nos enriquece a todos. Ello es especialmente importante para el nuevo estatus que el país debe darle a sus pueblos originarios, enorgullecerse de ese componente y luchar activamente por una mayor presencia de minorías étnicas y religiosas en posiciones tales como altos cargos de las FF.AA., Justicia, Universidades, Ministros de Estado, Medios de Comunicación, y cargos representativos en el legislativo y a nivel local y regional.
En lo internacional, Chile postula activamente no solo la apertura al mundo globalizado, sino la mano más abierta que sea posible con nuestros vecinos para avanzar como política permanente de Estado en la INTEGRACIÓN  a todo nivel, espiritual y física, con solo dos requisitos irrenunciables: a) la aceptación de los tratados vigentes, incluyendo la soberanía de Chile como país de paz que no desea territorios de ningún otro país; y b) que se respete a Chile, su historia y su gente.
Se deberá promover a todo nivel un Estado de tipo SOCIAL, entendiendo que el mercado debe reservarse para lo económico, cambiando esa deformación que ha tenido lugar en Chile, donde hoy existe algo a ser totalmente corregido, como lo es una verdadera “sociedad” de mercado, es decir, valores que han salido de su marco para permear indebidamente a la sociedad toda, incluso cuando no corresponde.

2)      EJEMPLOS DE PROPUESTAS.
La corrección profunda del modelo pasa, a modo de ejemplo, por cambios como los siguientes.
Es necesario modificar el sistema binominal, pero la corrección del modelo político no debe limitarse a ello, sino que se necesita una Ley Orgánica Constitucional de la Democracia, que aborde temas tales como su calidad, la falta de participación, el termino del actual duopolio , igualdad de oportunidades,  toda vez que el desprestigio de la política es un serio problema para su fortalecimiento a largo plazo.
Se necesita la promoción de los plebiscitos como elemento habitual de consulta al pueblo, tanto a nivel nacional, como regional y local, para mejorar y consolidar la democracia, y darle la base de legitimidad necesaria para su buen funcionamiento.
Limitación constitucional del porcentaje que alguien (grupo económico o persona) puede poseer en un sector determinado de la economía para evitar la excesiva concentración que hoy existe.
Promoción a nivel constitucional del combate a la desigualdad como objetivo transversal de la sociedad chilena y de todas las políticas públicas.
 Rol activo e ineludible del Estado en la promoción de la salud y educación públicas de calidad y pensiones dignas que consideren el tema del envejecimiento de la población, garantizando un ingreso hasta el fallecimiento.
En el caso de las ISAPRES se debe promover verdaderos seguros de salud a todo evento y evitar los abusos actuales y en el caso de las AFP, debe crearse una estatal que sirva para regular el sistema. En ambos casos, no podrán subir los precios mientras tengan utilidades excesivas y además en el caso de las AFP, sus utilidades deberán coincidir con los beneficios que entregan, no pudiendo tener utilidades mientras sus afiliados tengan pérdidas, además que los Directorios deben ser designados por los verdaderos dueños de los fondos, es decir, los afiliados a través de elecciones.
Control al sector del retail para evitar abusos en los pagos a empleados, en las tasas de interés que le aplican a sus clientes, además de acabar con la práctica de largas demoras en los pagos a sus pequeños proveedores.
Esta limitación democrática a los poderosos (máximo de propiedad que pueden poseer en un sector determinado de la economía, mayor control de las AFPS, sector financiero, ISAPRES, etc.) debe ir acompañado de una promoción real de aquellos que más contribuyen al empleo en Chile y que encuentran todo tipo de obstáculos, tales como la pequeña y mediana empresa. En ese sentido, el Estado debe asumir un deber de apoyo sin complejo alguno.     
Entender que la impunidad a todo nivel es un serio riesgo para la democracia, por lo que se deberá evitar la excesiva permisividad del sistema con los delincuentes, así como deberá rechazarse todo tipo de violencia, venga de donde venga.
Se propondrá la creación de un Ministerio de la Familia, donde se proteja sus diversas variedades, con especial atención a los derechos de la infancia.
Mayor regulación a los contenidos de la TV abierta, toda vez que es difícil pensar que con la programación actual se pueda mejorar  la educación y se proteja adecuadamente a los niños de valores perjudiciales.
Igualdad salarial para las mujeres, consagrada a nivel constitucional.
Limitación a la cantidad de años en que pueda permanecer un representante en el Congreso, además de que no gozarán de privilegio alguno en relación a otros chilenos.
Se fortalecerá el acceso a la justicia para los más pobres, no solo en la actuación del ministerio público, sino también en el fortalecimiento de la justicia local y  vecinal.
Políticas públicas que no perjudiquen a las clases medias deberán ser promovidas en forma activa, y sobre todo, se les deberá conceder justicia tributaria en las inversiones más importantes que hace este sector, tales como la casa propia o la educación de los hijos.
Leyes que protejan y eviten la desigualdad con la tercera edad, con contenidos tales como enfrentar la violencia que sufren, la falta de apoyo público cuando no son autosuficientes, castigar la discriminación que sufren en el acceso del trabajo, y reconocer que ya han hecho su contribución al país, evitando que pasada cierta edad se les suban las contribuciones de la casa propia y acceso gratuito a la salud. Es decir, darles la seguridad mínima a la que tienen derecho. Lo más importante es  reconocerle la dignidad básica para evitar que se les impida el acceso al trabajo pasada cierta edad, ya que hoy cuentan con ganas y experiencia,  además que los propios cambios demográficos lo transforma en un imperativo para el país.
La descentralización efectiva se consigue a través de la superación de ese anacronismo histórico que representa el hecho que todo sea decidido a través de un único centro. El camino es doble y consiste en una efectiva municipalización y regionalización del país, con verdadera redistribución de recursos y poder. El fortalecimiento real de lo regional y de lo local ayudará a mejores políticas para proteger el medio ambiente y para fortalecer, tanto el orgullo como la identidad  de la comunidad donde se vive.
En Política Exterior se buscarán formulas legales y políticas para promover un mayor debate y participación, ya que no es propio de un Estado democrático lo que hoy ocurre, donde muy pocas personas participan en la formulación de ella, y hay poca discusión al respecto.

3)      CONCLUSIÓN.

Para el PRI, las propuestas anteriores debieran tener requisitos o exigencias comunes: en primer lugar, el amor por esa construcción común llamada Chile; en segundo lugar, la lucha por una mayor participación en dignidad y derechos de todos quienes comparten nuestro país, independientemente de su origen social, toda vez que nuestro mayor pecado social lo ha sido siempre el CLASISMO, el que todavía se hace presente a todo nivel.
El resultado u objetivo irrenunciable de este NUEVO PACTO SOCIAL debiera ser la profunda CORRECCIÓN DEL MODELO  económico y político del país, el combate permanente a la desigualdad, y una DEMOCRACIA DE CALIDAD, que hoy no tenemos.